PINGDOM_CANARY_STRING
Cómo hacer un análisis FODA

Cómo hacer un análisis FODA

Tiempo de lectura: aproximadamente 7 min

La vida está llena de decisiones: ¿debo aceptar este trabajo o aquel otro? ¿Dejo a mi pareja o intento arreglar las cosas? ¿Uso este tipo de diagrama o aquel otro? Para encarar estas decisiones, especialmente las importantes que nos modifican la vida, hay una respuesta prácticamente universal: haz una lista de los pros y los contras. 

Ya sea que vayas a hacer una lista física o simplemente un ejercicio mental, todos hemos preparado una lista de pros y contras. Y, en algún momento, todos la volveremos a hacer. ¿Por qué? Porque es simple y eficaz. 

Cuando se trata de decisiones de negocio, una simple lista de pros y contras podría no ser suficiente. Deberías introducir algunos aspectos más a tu investigación y análisis de fondo antes de sacar conclusiones. Aquí es donde entra en juego el análisis FODA.

El análisis FODA es de uso habitual entre los profesionales de negocios desde hace décadas, ¡y por un buen motivo! Cuando evalúas tu estrategia de negocio, las metas de tu compañía o ciertas iniciativas específicas, hacer un análisis FODA puede permitir que tu equipo tome decisiones informadas y orientadas a las metas. ¿Lo mejor de todo? El análisis FODA es (casi) tan simple como hacer una lista de pros y contras.

¿Qué es un análisis FODA?

Básicamente, un análisis FODA es una manera de pensar acerca de tu negocio y luego organizar tus pensamientos. 

Entonces, ¿cómo te ayuda el análisis FODA a encarar tu negocio? En este punto, probablemente te hayas dado cuenta de que FODA es un acrónimo. Cada letra corresponde a un aspecto de tu negocio que es analizado con el método FODA. 

Los cuatro componentes del análisis FODA son: 

  • Fortalezas
  • Debilidades
  • Oportunidades 
  • Amenazas

Cuando haces el análisis FODA, evalúas tu negocio en cada una de estas cuatro categorías. ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Debilidades? Las listas que surgen para cada categoría se colocan en una cuadrícula de dos por dos. 

Análisis FODA
Ejemplo de análisis FODA (haz clic en la imagen para modificarlo en línea)

Cada categoría tiene su propio cuadrante en el diagrama: las fortalezas arriba a la izquierda, las debilidades arriba a la derecha, las oportunidades y las amenazas en la parte inferior. Los cuatro aspectos del análisis FODA se clasifican en dos categorías: factores internos (fortalezas y debilidades) y factores externos (oportunidades y amenazas). 

Si piensas que un análisis FODA es simple (o, incluso, demasiado simple), ¡tienes razón! Pero esa es la belleza del FODA: prácticamente todos podemos hacer un análisis FODA y las recompensas son enormes. Como no tiene complicaciones, puedes enfocarte directamente en los datos cruciales que te permitirán tomar decisiones estratégicas informadas. 

Cómo hacer un análisis FODA 

Al igual que la mayoría de las prácticas de análisis de negocios, no te conviene hacer un análisis FODA por tu cuenta (y no solamente porque sería muy solitario). Tu perspectiva individual dentro de una compañía es limitada, al igual que tus prioridades. Así que, antes de empezar, reúne a un grupo de personas de distintos equipos, puestos, etc. Cuando junten sus cabezas, notarás que cada persona aporta una perspectiva distinta para crear una visión completa e integral de tu compañía.

Ahora que reuniste un grupo para trabajar, ¿qué sigue? Es momento de efectivamente hacer el análisis FODA. ¿Recuerdas los cuatro componentes de FODA? Tienen que tratar cada uno de ellos dentro del grupo. Así será en la práctica:

Fortalezas

Aunque los componentes de FODA no siguen un orden en particular, ¿por qué no empezar por lo positivo? Nota: tal vez quieras, y probablemente debas, repasar cada sección durante el análisis. Empieza la reunión pidiéndole al grupo que enumere las fortalezas de la compañía.

Estas pueden incluir, entre otras:

  • Una campaña viral de marketing
  • Mucho dinero proveniente de los inversores
  • Un equipo inteligente y creativo
  • Un producto extraordinario

Entiendes la idea. No temas pensar fuera de las fortalezas tangibles y cuantificables (¡aunque debes incluirlas!). Tú y tus compañeros de trabajo conocen las fortalezas de la compañía mejor que nadie. Si piensas que vale la pena destacar algo, anótalo sin dudarlo. 

Debilidades

Ahora, la parte menos divertida: ¿cuáles son las debilidades de tu compañía? Pueden ser financieras, organizativas y muchas otras. Algunos aspectos que debes considerar son:

  • Menos financiación que la que te gustaría
  • Alta rotación de clientes
  • Falta de comunicación entre los equipos
  • Un producto obsoleto 

Puede ser difícil, pero intenten ser honestos consigo mismos. La objetividad en este punto será de gran utilidad para ayudarte a convertir algunas de esas debilidades en fortalezas. Después de todo, debes reconocer un problema antes de poder solucionarlo. 

Oportunidades 

Mientras que las fortalezas y las debilidades son factores internos, es momento de dirigir la atención del grupo a factores externos a tu compañía. Empieza con los que te entusiasman: las oportunidades. Es probable que estas entren en juego con las fortalezas de tu compañía. Tu lista puede incluir: 

  • Un nuevo grupo de inversores con quienes congraciarse 
  • Tendencias del mercado
  • Desarrollos tecnológicos
  • Tendencias económicas

Si no sabes cómo encontrar oportunidades en tus fortalezas, aquí te damos un ejemplo. Tal vez tu equipo acaba de contratar a un nuevo ingeniero que se especializa en soluciones basadas en la nube. Y quizás ninguno de tus competidores ofrece software basado en la nube, o sus soluciones en la nube son, por así decirlo, deficientes. ¡Pum! Esa es tu oportunidad. Puedes ampliar tu clientela ofreciendo la mejor solución basada en la nube. 

Amenazas

Al igual que las oportunidades que enumeraste, las amenazas son factores externos a tu compañía. Las amenazas para tu compañía pueden incluir:

  • Legislación de próxima sanción 
  • Reglamentaciones políticas y económicas
  • Tendencias negativas del mercado
  • Un competidor que está avanzando a grandes pasos

Ahora que has analizado las cuatro categorías, repasa brevemente cada una. La conversación de tu grupo acerca de las oportunidades puede haber dado luz a nuevas fortalezas o debilidades. 

Cómo analizar tu diagrama FODA

Aunque completar un diagrama FODA puede ser un ejercicio útil en sí mismo, su real valor reside en el análisis: ¿qué información te brinda? Muchísima. Solo debes saber cómo encontrarla. 

El análisis FODA trata, básicamente, de establecer conexiones. Enumeraste las fortalezas y las debilidades junto con las amenazas y las oportunidades: ¿ves alguna correlación entre ambos lados? Tal vez notes, por ejemplo, que ciertas amenazas parecen más grandes a la luz de ciertas debilidades. Si resuelves esas debilidades específicas en tu compañía, puedes reducir las amenazas (¡y posiblemente convertirlas en oportunidades!).

Recuerda: tú tienes el mayor control sobre los factores internos, es decir, tus fortalezas y debilidades. Cuando analicen los cambios que deben hacer como compañía, empieza por abordar las debilidades. ¿Tienes un problema de comunicación? Tal vez debas comprar una nueva solución de software para facilitar la colaboración entre los distintos equipos. 

Cuando analices el diagrama FODA terminado, no olvides darle participación a todo el grupo. Pídele a cada uno que identifique una fortaleza que pueda convertirse en una oportunidad (deben tomar ambas de las listas creadas en el grupo). Los datos que obtengas en este paso pueden dar lugar a nuevas campañas, cambios estratégicos o nuevas contrataciones dentro de tu compañía.

Cómo usar el análisis FODA para la planificación estratégica

No obtendrás mucho valor del análisis FODA si se queda en palabras. Bien hecho, el análisis FODA puede desempeñar una gran función en tu planificación estratégica. Piensa en los datos que tú y tu equipo obtuvieron en la última etapa: ¿puede alguno de ellos convertirse en pasos accionables para mejorar tu estrategia de negocio?

Esperamos que tu respuesta sea "sí". Escribe los pasos que puedan convertirse en acciones; será útil para clasificarlos en dos grupos: alta prioridad y baja prioridad. Ahora toma el calendario de la compañía: ¿cuándo quieres lograr cada punto? Tal vez quieres contratar un nuevo líder para el equipo de software antes de fin de mes. O quizás implementar una campaña de marketing antes de que termine el trimestre. Incluso puedes tener metas a largo plazo, como desarrollar y lanzar un producto nuevo. Independientemente de cuáles sean tus metas, no olvides fijar hitos realistas y comunicarte con los interesados clave. 

Lo mejor del análisis FODA es que no es exactamente un trabajo pesado. A medida que ajustes tu estrategia, tal vez debas hacer otro análisis FODA algunas semanas después. No hay ningún problema. ¡Solo reúne a un equipo y pongan manos a la obra!

encuestas a usuarios

Ahora es momento de reunir a tu equipo y efectivamente hacer un análisis FODA en Lucidspark.

Empezar ahora

Usa una plantilla de análisis FODA en Lucidspark para evaluar tu estrategia de negocio hoy.

Pruébalo ahora

Popular ahora

Zoom’s Lucidspark Zoom App integration

Colaboración enriquecida gracias a Lucidspark y Zoom

Acerca de Lucidspark

Lucidspark es una pizarra virtual que te ayuda a ti y a tu equipo a colaborar para sacar a la luz las mejores ideas. Viene equipado con todas las herramientas de notas adhesivas y dibujo a mano, así como el lienzo infinito que necesitas para capturar la próxima gran idea. Además, ha sido diseñado para la colaboración. Imagínatelo como un gran arenero en el que tu equipo puede jugar con sus ideas e innovar juntos en tiempo real.

De los creadores de Lucidchart, en el que confían millones de usuarios en todo el mundo, incluido el 99 % de las empresas Fortune 500.

Español
EnglishFrançaisDeutsch日本語PortuguêsEspañolNederlandsPусскийItaliano
PrivacidadLegal
© 2021 Lucid Software Inc.