Cuáles son los elementos de un plan estratégico?

¿Cuáles son los elementos básicos de un plan estratégico?

Tiempo de lectura: aproximadamente 7 min

Publicado por: Name & Position

No es ningún secreto que muchas empresas fracasan en los primeros 10 años. Con frecuencia, se menciona una mala planeación como la principal razón de ese fracaso. Para mejorar tus posibilidades de prosperar como empresa, necesitas un plan bien diseñado que incluya los elementos de un plan estratégico comprobado que hizo tener éxito a otras empresas.

Tu plan estratégico debe ser el resultado de una extensa investigación del mercado actual, las tendencias de la industria y el análisis de la competencia. Este plan estratégico puede ayudarte a establecer la visión y la misión de tu empresa, a decidir hacia dónde debe dirigirse tu organización y qué debes hacer para lograrlo.

La importancia de la planeación estratégica

"Si lo haces, vendrán"

Es una bonita frase de una película, pero rara vez es una manera de alcanzar al éxito en la vida real en el mundo de los negocios. Tener una idea y abrir una tienda no significa que con eso las multitudes harán fila para entrar a comprar tu producto. 

Un plan estratégico bien diseñado comunica una idea clara de lo que deseas hacer con tu empresa. Y esa claridad tendrá un impacto positivo en toda tu organización, ya que permitirá a tus empleados saber cómo deben llevar a cabo su trabajo y, lo que es más importante, por qué su trabajo es fundamental para el éxito de la empresa en su conjunto. 

El análisis estratégico de un proyecto es esencial para comprender dónde encaja tu empresa en un mercado en particular y cómo tu producto o servicio agrega valor a ese mercado. Te ayuda a enfocarte en tu público objetivo y a determinar qué necesidades pueden satisfacer tus productos. 

Comprender los elementos del proceso de la planificación estratégica

El proceso de planeación estratégica simplemente es el método que utiliza tu empresa para determinar cómo alcanzarás tus objetivos y harás crecer tu negocio. El proceso te ayuda a determinar en qué objetivos estratégicos debes enfocarte para impulsar tu negocio. 

La forma de llevar a cabo el proceso dependerá del tamaño de tu empresa, de cuánto tiempo dispones y de tus preferencias personales. Independientemente de cómo abordes la planeación estratégica, tu proceso debería incluir los siguientes pasos:

  1. Determinar tu posición estratégica: realiza un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) o PEST (político, económico, sociológico y tecnológico) para tener una mejor idea de la situación actual de tu empresa y saber hacia dónde debe dirigirse. 
  2. Prioriza tus objetivos: determina qué objetivos debes tratar de alcanzar, que se encuentren alineados con tu visión y misión, además de que te ayuden a lograr tus metas.
  3. Desarrolla un plan: identifica lo que debes hacer para alcanzar tus objetivos. Incluye un cronograma y comunica claramente los roles y responsabilidades. 
  4. Ejecuta y administra el plan: la ejecución de un plan es lo que transforma las ideas en acciones significativas. Pon en práctica tu plan y haz un seguimiento a tu progreso.
  5. Revisa y haz modificaciones: la planeación estratégica no es algo que deba hacerse una sola vez. Si deseas mantenerte a la vanguardia, siempre debes buscar formas de mejorar y agilizar los procesos. Revisa tu plan para que puedas reevaluar las prioridades y hacer las correcciones necesarias a fin de que no te desvíes del objetivo. 

¿Cuáles son los elementos básicos de un plan estratégico?

Tu plan estratégico es un documento dinámico que deberás revisar y actualizar de vez en cuando. No importa si estás creando un plan por primera vez o modificando uno actual: hay una serie de elementos que debes incluir en tu plan organizacional. 

Estos son algunos de los elementos básicos de un plan estratégico para comenzar:

Crea una declaración de visión

Esta es una descripción de las aspiraciones que tiene tu organización. Quizá sea el objetivo que motivó inicialmente la creación de tu empresa. 

La visión pretende dar una dirección a tu negocio al describir el objetivo a largo plazo que la empresa quiere alcanzar. En otras palabras, es por lo que deseas que tu empresa sea reconocida o con lo que deseas que se le relacione en el futuro. 

Tu declaración de visión debe ser corta y sencilla. No es necesario utilizar mucha jerga empresarial ni palabras ostentosas para indicar hacia dónde quieres que se dirija tu empresa. Por ejemplo, observa la declaración de visión de Google: “Proporcionar acceso a la información del mundo en un solo clic”.

Esta declaración de visión es concisa, fácil de leer y de entender. Y no puede negarse que esta empresa haya tenido éxito. 

Redacta tu declaración de misión

La declaración de misión describe por qué existe la empresa. La declaración de misión se utiliza para respaldar tu visión y explica el propósito de la empresa en términos sencillos. En esta puede definirse la cultura, los valores y ética, y el programa de la empresa.

Una declaración de misión debe ser fácil de entender para que los empleados puedan mantenerse enfocados en lo que necesitan hacer para alcanzar los objetivos establecidos. Por ejemplo, Google utiliza un lenguaje simple para respaldar su visión: “Organizar la información del mundo para que resulte universalmente accesible y útil”.

Esta declaración de misión indica claramente que proporcionar acceso a la información no es suficiente. La información debe organizarse para que sea más útil para los usuarios y debe ser accesible para todo el mundo. 

Tu declaración de misión ayuda a tus empleados a comprender sus roles y por qué se les asignan tareas específicas. Sin una declaración de misión, tus empleados deben interpretar el “por qué” de la visión de la empresa, lo que podría dar lugar a estrategias e ideas contradictorias para el desarrollo futuro. 

Establece los objetivos

Un objetivo empresarial es el resultado específico que tu empresa pretende alcanzar. Una meta describe un resultado amplio; un objetivo empresarial es un paso medible que hay que dar para alcanzar esa meta.

Por ejemplo, una de tus metas podría ser mantener la productividad de los empleados. Tus objetivos para alcanzar esa meta pueden incluir la capacitación de los empleados, el mantenimiento de los equipos y la compra de nuevos equipos para asegurarse de que dispones de los recursos necesarios para que se realice el trabajo.

Por lo general, los objetivos se establecen para alcanzar metas a largo plazo que pueden tomar varios años.

Desarrolla estrategias

Tus estrategias definen tus planes a largo plazo que seguirás para que puedas alcanzar tus objetivos prioritarios. Tus estrategias también pueden describir los proyectos, programas y pasos específicos que tu empresa y tus empleados tomarán para llevar a cabo tus objetivos. 

Es posible que necesites una estrategia distinta para cada objetivo, dependiendo del alcance y la complejidad. Las estrategias son específicas y generalmente solo se comparten dentro de una organización. Después de todo, no querrás revelar tu plan estratégico a la competencia.

Estos son algunos otros componentes clave de un plan estratégico que probablemente desees incluir:

  • Mediciones: define cómo realizarás un seguimiento de los resultados y el progreso de tu empresa.
  • Flujos de financiamiento: incluye un análisis financiero sobre el rendimiento anterior y proyectado. Esto te dará a ti y a los inversionistas una visión general de la salud financiera actual y potencial de tu empresa.
  • Valores fundamentales: conjunto de principios que definen la manera en que una empresa interactúa con los empleados, los clientes y las partes interesadas.

Si necesitas una buena herramienta que te ayude a trabajar en tu proceso de planeación estratégica, Lucidspark es ideal para llevar a cabo la colaboración virtual y la planificación visual. Lucidspark es una pizarra virtual que te permite reunir a las personas que te ayudarán a desarrollar tu plan estratégico. No importa en qué parte del mundo se encuentren: Lucidspark reúne a todos para que participen en sesiones dinámicas de lluvia de ideas a fin de determinar cómo las materializarás. Una vez que hayas emitido tu voto para las ideas y hayas decidido cuáles tienen más potencial, usa Lucidchart para trazar los flujos de procesos y las hojas de ruta que harán que tus proyectos lleguen a la línea de meta.

¡Ahora te toca a ti! Realiza tu propia sesión de planeación estratégica con Lucidspark.

Aquí te decimos cómo

Prueba Lucidspark en tu próxima sesión de planeación estratégica.

Conoce más

Popular ahora

Zoom’s Lucidspark Zoom App integration

Colaboración enriquecida gracias a Lucidspark y Zoom

Acerca de Lucidspark

Lucidspark es una pizarra virtual que te ayuda a ti y a tu equipo a colaborar para sacar a la luz las mejores ideas. Viene equipado con todas las herramientas de notas adhesivas y dibujo a mano, así como el lienzo infinito que necesitas para capturar la próxima gran idea. Además, ha sido diseñado para la colaboración. Imagínatelo como un gran arenero en el que tu equipo puede jugar con sus ideas e innovar juntos en tiempo real.

De los creadores de Lucidchart, en el que confían millones de usuarios en todo el mundo, incluido el 99 % de las empresas Fortune 500.

Empezar ahora

  • Precios
  • Individual
  • Equipo
  • Empresa
  • Contactar a Ventas
PrivacidadLegalCookies

© 2022 Lucid Software Inc.