cómo redactar una declaración de visión

¿Cómo redactar una declaración de visión relevante?

Tiempo de lectura: aproximadamente 7 min

Si pudieras tener una bola de cristal y ver el futuro de tu empresa, ¿cómo sería? ¿Qué esperas que te depare el futuro? Este ejercicio de visión del futuro es de lo que se trata una declaración de visión: imaginar y definir cómo será el futuro de tu empresa.

Si bien redactar una declaración de visión puede parecer mucho trabajo adicional, en realidad tiene un papel fundamental en la estrategia y la dirección de tu empresa. 

Sin una visión clara y documentada, tu empresa solo está operando en el ahora, nunca en el mañana o el próximo año, o cinco años más adelante. En otras palabras, no tienes rumbo. Y esto puede tener un impacto significativo en la capacidad de tu empresa para innovar, adaptarse y mitigar los riesgos. 

Por ello, es fundamental que no solo tengas una declaración de visión, sino que también redactes una declaración de visión que impulse el propósito y la alineación en toda la empresa.

A continuación, explicaremos qué es una declaración de visión y qué caracteriza a una buena declaración de visión, y proporcionaremos consejos prácticos para redactar una declaración de visión que impulse a las personas y los resultados.     

¿Qué es declaración de visión?

Una declaración de visión ayuda a definir la identidad de tu empresa. Es una descripción previsora de lo que esperas que sea tu empresa más adelante, generalmente en un periodo de 5 a 10 años. 

En su nivel más básico, una declaración de visión responde estas preguntas:

  • ¿A quién atiende tu empresa?
  • ¿Dónde quieres que esté tu empresa en 1, 5 o 10 años?
  • ¿Qué harás para lograr esa visión?
  • ¿Cuál es la importancia de estos objetivos?

Es un documento que describe los objetivos actuales y futuros de la empresa, y establece la guía para lograrlos.

Declaración de visión frente a declaración de misión

Una declaración de visión no debe confundirse con una declaración de misión. Estas tienen diferentes propósitos y se centran en diferentes objetivos. 

Mientras que una declaración de visión se enfoca en la dirección futura de la empresa, una declaración de misión se enfoca en el presente. 

En otras palabras, tu declaración de visión describe el estado futuro objetivo de tu empresa y una declaración de misión describe el estado y los objetivos actuales de tu empresa.  

Ambas son importantes para guiar las operaciones diarias de tu empresa y alinearla respecto a un propósito compartido.

¿Cuál es la finalidad de una declaración de visión?

Entonces, ¿cuál es exactamente la finalidad de una declaración de visión? ¿No puedes simplemente establecer algunos objetivos y ver adónde te llevan? Bueno, podrías... pero eso no te llevará muy lejos. 

El objetivo de una declaración de visión es definir claramente la posición y el propósito a largo plazo de tu organización. Engloba el “por qué” de tu empresa. 

Pero este no es solo un documento motivador sobre los sueños respecto al futuro de tu organización. Una declaración de visión debe ser un documento guía que: 

  • Aclare los objetivos y la dirección a largo plazo de la organización.
  • Establezca un plan estratégico a largo plazo para la empresa.
  • Cree alineación en toda la organización.

Una declaración de visión bien elaborada le da significado y propósito a todo lo que haces. Proporciona un objetivo para que las personas y los equipos contribuyan y la motivación para el trabajo que llevas a cabo todos los días.

El truco es redactarla bien.

¿Qué caracteriza a una buena declaración de visión?

cómo redactar una declaración de visión

Una declaración de visión motivadora y eficaz requiere reflexión, planificación y ejecución cuidadosas. Pero ¿qué es lo que realmente distingue a una buena declaración de visión?

Una buena declaración de visión debe ser:

  • Clara y concisa. Haz que sea breve y que vaya al grano. Si bien puedes ampliar tu declaración de visión más adelante, intenta que sea breve: de 1 a 3 oraciones que comuniquen claramente la visión de la empresa.
     
  • Orientada al futuro. Una declaración de visión no se trata de dónde estás ahora, sino de dónde quieres estar. Mantenla enfocada en el futuro.
     
  • De duración determinada. Tu visión debería tener como objetivo un punto específico en el futuro en el que desees alcanzar tus objetivos. De lo contrario, corres el riesgo de planificar para el inalcanzable “algún día”.
     
  • Basada en objetivos. Identifica objetivos claros y cuantificables que deseas que logre tu organización. Estos son los puntos de referencia para los que contribuirán tus empleados y equipos y hacia los que alinearán su trabajo.
     
  • Ambiciosa pero realista. Sueña en grande, pero no demasiado. Tu declaración de visión debe tener un objetivo ambicioso y aun así estar basada en la realidad. Si tu visión no es alcanzable, no será motivadora, fracasará o simplemente será irrelevante.
     
  • Abstracta. No te pierdas en los detalles. Tu declaración de visión no debe ser una guía completamente documentada, sino más bien una descripción general que le dé a tu organización una dirección estratégica amplia.

Cómo redactar una declaración de visión 

Entonces, ¿por dónde comenzar? Definir algo tan ambicioso y de gran alcance como una visión puede resultar abrumador. Y acertar en tu declaración de visión tomará tiempo y consideración. A continuación, se incluyen algunos pasos clave para redactar una declaración de visión que impulse a tu organización hacia el futuro.

Define el propósito de tu organización

Al final del día, tu declaración de visión debe comunicar el propósito de tu organización. Conoce de qué se trata tu negocio. 

Un buen punto de partida es escribir libremente tus ideas en una pizarra o en un documento virtual de lluvia de ideas. Aún no te preocupes por la redacción. Puedes agilizar el proceso y pulirlo más tarde. A medida que escribas, comenzarás a ver que surgen temas y podrás extraer el lenguaje que mejor capte el tono y la dirección en la que deseas ir. 

Colabora con los líderes de la organización 

No redactes la declaración de visión por tu cuenta. Obtén opiniones de los líderes de nivel sénior y colabora para alinearse a una visión que tenga relevancia. 

Establece un tiempo para hacer una lluvia de ideas juntos a fin de identificar cuáles son los objetivos y los logros más importantes, y obtener consenso sobre la dirección que deseas llevar a la empresa.

Resume los valores fundamentales de la empresa

Tu declaración de visión debe reflejar los valores fundamentales de la empresa. Trabaja en retrospectiva al identificar y esbozar los valores fundamentales de tu empresa para que puedas relacionarlos con tus objetivos y visión. 

Concéntrate en dónde quieres estar en el futuro

Tu visión afecta lo que estás haciendo ahora, pero por naturaleza es una declaración con miras al futuro. A medida que definas tu visión con mayor claridad, asegúrate de que se centre firmemente en el futuro. 

Para saber adónde quieres ir, también es útil reflexionar sobre dónde te encuentras ahora. Evalúa el estado actual de tu empresa y de la industria. ¿Qué va bien? ¿Qué te gustaría que cambiara? Esta brecha es la esencia de tu declaración de visión. 

Implementa un marco estratégico para dar seguimiento al progreso hacia tu declaración de visión personal

La verdadera magia de una declaración de visión es su poder para motivar, alinear e inspirar a las personas hacia esa visión compartida. En última instancia, sin importar cuán bien hayas redactado tu declaración de visión, si no la comunicas y actúas en pro de esta, no verás los resultados que estás buscando. 

Así que aprovecha al máximo tu declaración de visión implementando un marco estratégico para medir el progreso, impulsar la acción y crear alineación en toda la organización desde el primer día.

Una forma de hacerlo es con un cuadro de mando integral. Una plantilla de cuadro de mando integral es una herramienta eficaz para definir tus objetivos estratégicos y dividirlos en metas e hitos factibles.

plantilla de cuadro de mandos integral
Prueba esta plantilla de cuadro de mando integral

Lucidspark facilita la personalización del cuadro de mando y la colaboración con otras partes interesadas para crear alineación y asegurarte de que nada se pierda en el camino. Al dividir tu visión en pasos prácticos más breves, puedes avanzar más fácilmente hacia ese objetivo compartido y tomar decisiones estratégicas sobre la marcha.

plantilla de cuadro de mandos integral

Planifica tu visión y objetivos estratégicos con esta plantilla de cuadro de mando integral. 

Prueba esta plantilla

Planifica tu visión y tus objetivos estratégicos con esta plantilla de cuadro de mando integral.

Prueba esta plantilla

Popular ahora

Zoom’s Lucidspark Zoom App integration

Colaboración enriquecida gracias a Lucidspark y Zoom

Acerca de Lucidspark

Lucidspark es una pizarra virtual que te ayuda a ti y a tu equipo a colaborar para sacar a la luz las mejores ideas. Viene equipado con todas las herramientas de notas adhesivas y dibujo a mano, así como el lienzo infinito que necesitas para capturar la próxima gran idea. Además, ha sido diseñado para la colaboración. Imagínatelo como un gran arenero en el que tu equipo puede jugar con sus ideas e innovar juntos en tiempo real.

De los creadores de Lucidchart, en el que confían millones de usuarios en todo el mundo, incluido el 99 % de las empresas Fortune 500.

Empezar ahora

  • Precios
  • Individual
  • Equipo
  • Empresa
  • Contactar a Ventas
PrivacidadLegalCookies

© 2022 Lucid Software Inc.