PINGDOM_CANARY_STRING
https://cdn-cashy-static-assets.lucidchart.com/lucidspark/marketing/blog/2021Q2/setting-okrs/lucidspark-blog-header-2@2x.png

Establecer los OKR correctos

Tiempo de lectura: aproximadamente 7 min

Hoy en día, el trabajo está lleno de jerga y acrónimos. KPI, QBR, ROI, B2B: la lista parece interminable. Aunque son molestos para algunos, estos acrónimos son un tipo de lenguaje empresarial interno que nos ayuda a comunicarnos de manera rápida y eficaz entre nosotros. 

Ingresar los OKR, es decir, los objetivos y los resultados clave. Sí, es otro acrónimo que recordar, pero también es un método de gestión increíblemente eficaz para alinear a los equipos en lo que respecta a las metas y los resultados compartidos. 

¿Qué son los OKR?

Primero, una breve lección de historia. El marco de los OKR lo mencionó por primera vez Andy Grove, el tercer empleado y antiguo director ejecutivo de Intel, en un libro de 1983, e inmediatamente fue elogiado por su enfoque de gestión simple, democrático, directo y orientado a los resultados. 

Más adelante, otro empleado de Intel, John Doerr, elogió el marco en un libro de 2017, Measure What Matters, que describe su experiencia en la implementación del sistema en cerca de 100 organizaciones desde 1980. En los últimos años, el marco fue adoptado por compañías como Google, Adobe y Netflix, que aceleraron su uso entre organizaciones, desde empresas emergentes en etapa inicial hasta compañías multinacionales.  

Ahora, su definición. ¿Qué es un OKR? Los OKR son una parte importante del monitoreo del progreso mediante el establecimiento de metas OKR. La meta principal de los OKR es conectar los objetivos de la empresa, los del equipo y los personales con resultados medibles para que todos avancen en la misma dirección. 

Los OKR generalmente se establecen y evalúan cada trimestre, y se definen en cada nivel de la organización: en toda la empresa, en todo el equipo y de manera individual. Desglosemos cada parte de este método eficaz de establecimiento de metas. 

Objetivos: esencialmente, los objetivos son tu visión. Son los resultados cualitativos deseados y acordados por tu equipo u organización de manera más general. 

Las organizaciones inteligentes y orientadas a los resultados establecen objetivos audaces, ambiciosos e incómodos; algunos argumentan que en realidad es prudente asegurarse de que los objetivos sean novedosos y estén cerca de ser inalcanzables. 

Hay que apuntar a la luna, ¿cierto? Si tu equipo logra un objetivo de manera anticipada, se recomienda cambiar las reglas del juego para que siempre haya algo por qué trabajar. 

Resultados clave: los resultados clave son los hitos que logras en el camino hacia tus objetivos. Son las formas cuantitativas y cuantificables de monitorear el progreso para lograr esos resultados. 

No es fácil lograr los resultados clave, pero sí es posible. Lo más importante es que tus resultados clave deben ser compatibles con tus objetivos. Si un miembro del equipo tiene un objetivo personal que le gustaría lograr, está bien establecer algunos resultados clave para ayudarle a lograr esa meta. Sin embargo, esos resultados clave no se relacionarán con la manera en la que evalúes el rendimiento al final del trimestre. 

Los OKR se adoptan ampliamente por una buena razón. Las investigaciones muestran que las organizaciones que establecen OKR claros tienen márgenes operativos 3 veces mayores en un año determinado. La revista Harvard Business Review también informa que las empresas con empleados bien alineados tienen 2 veces más posibilidades de lograr un buen rendimiento.

Cómo establecer los OKR correctos

Entonces, ¿cómo te aseguras de que estés estableciendo los OKR correctamente? Puede parecer una tarea abrumadora pero, con un poco de orientación y práctica, el proceso será más fácil e intuitivo cada trimestre, y los beneficios se reflejarán en los resultados de tu negocio. 

Elige de 3 a 5 objetivos

¿Por qué de tres a cinco? Es un número ideal alcanzable. Si hay más de cinco objetivos, tus equipos carecerán de un enfoque. Si hay menos de tres objetivos, no estás pensando de una manera lo suficientemente abierta. Google recomienda establecer de 3 a 5 resultados clave para cada objetivo también. 

Piensa en grande

Haz que tus objetivos clave sean ambiciosos, no tácticos. Usa un lenguaje que inspire y motive a tus equipos. 

Tal vez lanzaste una nueva versión de un producto y deseas aumentar la adopción por parte de los clientes. Un objetivo podría ser inspirar a los clientes para que se conviertan en promotores de la marca. Este es un buen objetivo porque es ambicioso y aspiracional, y está directamente relacionado con los resultados de la empresa. 

Además, asegúrate de establecer OKR que requieran que tus equipos se esfuercen para lograrlos. Las metas que son demasiado fáciles o difíciles de alcanzar tienen un efecto desmotivador. 

Sé específico y no temas a los números

Una vez que hayas establecido los objetivos, debe definirse el cronograma y cuantificar los parámetros de cada meta. No huyas de los números. Si tu objetivo es convertir a los clientes en promotores de la marca, una forma de lograr esa meta podría ser establecer un consejo asesor de clientes con 10 clientes actuales.  

Fomenta el trabajo en equipo

Un equipo ejecutivo podría establecer los objetivos generales de la empresa, pero es recomendable tener un inicio de OKR trimestral para alinear a los equipos en torno a los objetivos clave y permitir que cada equipo e individuo cree sus propios resultados clave a fin de ayudar a lograr esos objetivos. Permite que tus equipos sean flexibles en su visión de alcanzar los objetivos. Los resultados clave deben ser cuantificables, pero no necesitan ser rígidos. 

Monitorea el progreso y celebra los éxitos

Programa controles regulares para asegurarte de que tus equipos estén progresando en cada uno de sus resultados clave. Anima a los equipos a celebrar los pequeños logros a lo largo del proceso, en lugar de centrarte en todo lo que falta. Incluso si tus equipos no logran el 100% de sus OKR, vale la pena reconocer y celebrar el progreso que se haya hecho con respecto a las metas de tu empresa. 

Reconoce cuándo es momento de hacer ajustes

Como hemos comentado, los objetivos son ambiciosos, pero no son obstinados. A veces, las prioridades empresariales cambian y tendrás que ajustar tus objetivos para que sean compatibles con una nueva visión. Otras veces, un resultado clave se vuelve inalcanzable por una razón fuera de tu control. Aunque es importante ser decidido cuando estableces tus OKR, es mejor ser flexible cuando las cosas salen mal en lugar de preparar a tus equipos para el fracaso o la frustración. 

¿Por qué se benefician las empresas de establecer OKR?

No todos los procesos para establecer metas son iguales. De hecho, incluso con los mejores planes, las empresas no logran sus metas estratégicas el 70% de las veces. Los OKR son efectivos porque brindan claridad, enfoque y colaboración al trabajo diario. 

Claridad con respecto a los objetivos

Es imposible avanzar hacia una meta si no estableces una. Los objetivos dan a tus equipos una guía clara que pueden usar para alinear directamente sus acciones cotidianas con un objetivo más general. 

Enfoque de equipo

Trabajar sin un propósito claro y sin alineación para lograr las metas puede ser muy parecido a darle vueltas a un asunto sin llegar a ningún lado. Establecer OKR es una excelente manera de mejorar la participación de los empleados y mantener a los equipos trabajando en conjunto. 

Colaboración en equipo

Cuando los equipos trabajan hacia los mismos objetivos clave, y el éxito depende de lograr resultados clave personales, se motivan a comunicar las metas a toda la empresa, además de que se genera confianza en el liderazgo y se fomenta la colaboración y el trabajo en equipo. 

Seguimiento de los OKR 

Establecer OKR tiene muchos beneficios, tanto estratégicos como culturales, para tu empresa. Sin embargo, no se trata de solo establecerlos y olvidarlos. El seguimiento es una parte esencial del método de establecimiento de metas OKR. 

Desde luego, deberás monitorear el progreso con respecto a tus objetivos y resultados clave en los plazos que establezcas para ellos, pero también es importante programar controles regulares de tu progreso. Estos controles te permiten vigilar qué equipos se retrasan y en qué áreas podría necesario ajustar las metas.

illustration of people working together

¡Pruébalo por ti mismo! Visualiza las relaciones entre las ideas y los datos, prioriza las metas y define los próximos pasos viables con nuestra plantilla del diagrama de afinidad.

Haz tus ideas realidad

Visualiza las relaciones entre las ideas y los datos, prioriza las metas y define los próximos pasos viables con nuestra plantilla del diagrama de afinidad.

Pruébalo hoy

Popular ahora

Zoom’s Lucidspark Zoom App integration

Colaboración enriquecida gracias a Lucidspark y Zoom

Acerca de Lucidspark

Lucidspark es una pizarra virtual que te ayuda a ti y a tu equipo a colaborar para sacar a la luz las mejores ideas. Viene equipado con todas las herramientas de notas adhesivas y dibujo a mano, así como el lienzo infinito que necesitas para capturar la próxima gran idea. Además, ha sido diseñado para la colaboración. Imagínatelo como un gran arenero en el que tu equipo puede jugar con sus ideas e innovar juntos en tiempo real.

De los creadores de Lucidchart, en el que confían millones de usuarios en todo el mundo, incluido el 99 % de las empresas Fortune 500.

Español
EnglishFrançaisDeutsch日本語PortuguêsEspañolNederlandsPусскийItaliano
PrivacidadLegal
© 2021 Lucid Software Inc.