PINGDOM_CANARY_STRING
lluvia de ideas en grupo

Los pros y los contras de la lluvia de ideas en grupo

Tiempo de lectura: aproximadamente 8 min

Si lo piensas bien, la mayoría de los negocios pueden beneficiarse de tener más ideas creativas a su disposición. La creatividad es lo que impulsa el crecimiento y la innovación, y motiva a los equipos.

¿Buscas una manera de destrabar el potencial creativo subyacente de tu compañía? Prueba la lluvia de ideas en grupo. 

La lluvia de ideas en grupo puede producir una sinergia innegable entre los empleados y reunir a todos. Bien hecha, la lluvia de ideas en grupo puede generar soluciones y transformar a las organizaciones de una manera que excede la suma de los aportes de cada persona. En otras ocasiones, no tanto.

Si comprendes los pros y los contras de la lluvia de ideas, esta tasa de éxito solo puede mejorar. Además, tener este conocimiento puede hacer que la lluvia de ideas sea más placentera para todos los involucrados.

Beneficios de la lluvia de ideas en grupo

Trabajar por tu cuenta puede parecer más sencillo. O, al menos, menos complicado. Pero hay una ventaja innegable (o cinco) que deriva de trabajar juntos en grupo para proponer ideas.

Ya sea que tu próxima sesión de lluvia de ideas colaborativa te venga impuesta o que ahora tú seas la fuerza que impulsa más sesiones de propuesta de ideas en tu negocio, los muchos motivos por los que debes hacer una lluvia de ideas en grupo son razonables, lógicos y, efectivamente, persuasivos. 

Empecemos por el motivo más obvio para organizar una lluvia de ideas con tu grupo…

Brinda varias perspectivas (a menudo, diversas) que puedes utilizar 

Por más que lo intentemos, no siempre podemos lograrlo solos. Esto no es una admisión de debilidad. En realidad, es más un reconocimiento de que algunos problemas requieren más de una persona para solucionarlos.

Y no se trata solo de reunir un equipo cualquiera. Opta por la diversidad. Elige participantes de distintos departamentos y con una amplia variedad de antecedentes, edades y experiencias de vida. Esto traerá ideas frescas, diversas y sorprendentes a la mesa.

Te ayuda a evitar sesgos hacia un punto de vista en particular

Se dice que la solución solitaria de problemas es más eficiente. Pero generar ideas totalmente solo carece de un contrapunto y de equilibrio para las convicciones, las opiniones y los sesgos existentes que determinan tu manera de pensar.

Si invitas a otras personas que perciben el mundo (y las dificultades comerciales de tu organización) de otra manera, aumentas las probabilidades de llegar a una solución que nunca podrías haber anticipado o generado por tu cuenta. Con el grupo correcto de participantes, la parcialidad también se mantiene a raya.

Si sirve para algo, la presencia de puntos de vista divergentes hace que todos se abran a nuevas posibilidades.

Suele generar más ideas en un período breve

Si puedes generar más ideas, es más probable que te topes con una mayor cantidad de ideas buenas (y, posiblemente, geniales). Si puedes lograr este volumen más rápido, mucho mejor. 

A lo largo de una sesión de lluvia de ideas productiva, el grupo puede sugerir decenas de ideas rápidamente, cada una de las cuales puede disparar otras tantas. Puede usarse la dinámica de grupo para comprometer a cada participante para que genere una cierta cantidad de ideas en el tiempo asignado.

En cualquier caso, la producción de un grupo es mucho mayor que lo que una sola persona puede esperar producir.

Crea oportunidades de explorar las ideas de los demás

Piénsalo: la oportunidad de explorar las ideas de los demás es el punto decisivo de la lluvia de ideas.

Como puedes suponer, darle vueltas (y analizar) una cantidad de soluciones al mismo tiempo puede estimular una ráfaga de nuevas asociaciones de ideas. A este método se lo conoce como sucesión de aportes espontáneos.

Esta estrategia de solución de problemas en grupo es sencilla: una persona presenta una idea o solución. Luego, todos los demás toman turnos para desarrollar el concepto que se compartió. En definitiva, cada persona siente que ha contribuido una pieza para la solución en igualdad de condiciones. 

Crea camaradería y promueve un sentido de adhesión 

Tal vez uno de los mejores motivos para fomentar la lluvia de ideas en grupo dentro de tu organización es que, cuando los equipos trabajan juntos para solucionar los problemas, también construyen relaciones más sólidas.

Las sesiones de propuesta de ideas en grupo permiten que las personas que normalmente no tengan oportunidad de trabajar juntas en un proyecto lo hagan. Crear camaradería mediante este tipo de interacciones rompe los silos y promueve que todos se consideren a sí mismos como partes interesadas.

Como tales, los participantes tienen un interés especial en el resultado de la lluvia de ideas. Un gran punto a favor.

Dificultades de la lluvia de ideas en grupo

Las desventajas de la lluvia de ideas en grupo son similares a las que puedes encontrar al coordinar un proyecto con personas que tienen actitudes divergentes.

La toma de decisiones es más complicada. Sin dudas, surgirán desacuerdos. Algunas personas son menos entusiastas que otras respecto de la oportunidad de participar. Además, puede significar otra reunión más en medio de las responsabilidades laborales de cada día. 

Pero no te desanimes. Aunque la lluvia de ideas en grupo tiene dificultades, también hay formas de superarlas. 

Hace que la lluvia de ideas se convierta en una batalla campal desorganizada

Crear un equipo nuevo para solucionar un problema genera entusiasmo. 

No obstante, si no eres cuidadoso, la lluvia de ideas en grupo puede terminar siendo una conversación desorganizada o una batalla campal que no produce ninguna idea que pueda traducirse en acciones. Por ese motivo, es fundamental crear un informe y una agenda con anticipación, antes de tu primera sesión de lluvia de ideas en grupo.

El informe ofrece el contexto del problema que se quiere solucionar y describe el propósito de la lluvia de ideas. Tener un propósito bien delineado facilita que los participantes no pierdan de vista la tarea. La agenda es simple. Tómate unos minutos para plantear las cuestiones de fondo. A continuación, aplica la presión positiva que ayude a producir asignando un plazo (p. ej., 30 minutos) para generar ideas nuevas. Revísalas más tarde.

Produce demasiado pensamiento grupal y pocas ideas originales

Alimentarse mutuamente las ideas es genial. Hasta que deja de serlo. A veces, hace que los equipos se centren demasiado en una sola idea y pierdan su sentido de la creatividad individual. Esto se conoce como pensamiento grupal.

Para contrarrestarlo, debes introducir un elemento de honestidad en la mezcla. Crea un ambiente en el que los participantes se sientan a salvo para expresar sus opiniones y sus ideas. Con esta libertad, no quedarán estancados en la primera solución, sino que probablemente compartirán sus puntos de vista con honestidad y sin filtro. 

Al final de la sesión, el equipo se toma el resto del tiempo para centrarse en las más promisorias de estas ideas divergentes y libres.

Permite que un puñado de personas domine la conversación

Apúntalo a la naturaleza humana. En un grupo, siempre hay alguien que asume el control, expresa su opinión y espera que todos los demás lo sigan. Las lluvias de ideas no son distintas.

Las personalidades dominantes impiden el proceso creativo intimidando a los demás integrantes del equipo o haciendo que se sientan reticentes a compartir una opinión disidente. Por suerte, hay distintas tácticas para manejar a estas personalidades dominantes en las reuniones. 

  • Acusa recibo de los comentarios del dominante sin darle la palabra.
  • Vuelve a dirigir la conversación con frases como "Interesante. ¿Qué piensan los demás?"
  • Llama a otras personas por su nombre para que aporten sus ideas.
  • Plantea una pregunta para distraer brevemente al dominante y volver a tomar la palabra.

Muchas personalidades dominantes no tienen malas intenciones y, a menudo, aportan ideas constructivas. Si contrarrestas su posición dominante de manera educada (y firme), te aseguras de obtener una mayor productividad de todo el grupo en la lluvia de ideas.

Hace que no participar sea fácil

Por supuesto, a algunos integrantes del equipo no les importa que otros dominen la conversación. Muchos prefieren ocultarse en el fondo y dejar que otros sugieran la mayor cantidad de ideas. 

Es tentador esforzarse menos cuando se trabaja colectivamente o en un equipo que cuando trabajamos de manera individual. Esto se conoce como holgazanería social u oportunismo. Al igual que lo que sucede con el efecto espectador, las personas se sienten menos obligadas a actuar si otra persona se hace cargo.

De manera similar a la estrategia empleada con las personalidades dominantes, haz hincapié en llamar a los que no están participando activamente en la sesión de lluvia de ideas en grupo. Ofrece refuerzo positivo a los integrantes del equipo que se sienten temerosos o intimidados para compartir sus ideas con el grupo. 

Sentirse cómodo para compartir ideas con el grupo puede resultar difícil, al menos, al principio. De todos modos, vale la pena el esfuerzo. Ten presente que cada integrante del equipo puede hacer un aporte valioso al grupo. Vale la pena explorar todas las ideas. Y no existe una pregunta que sea incorrecta.

illustration of people working together

La lluvia de ideas en grupo puede aportar muchos beneficios a tu equipo, si se hace bien. Lee nuestros consejos para mejorar tus sesiones de lluvia de ideas.

Conoce más

Lee nuestros consejos para mejorar tus sesiones de lluvia de ideas en grupo.

Conoce más

Popular ahora

Zoom’s Lucidspark Zoom App integration

Enriched collaboration with Lucidspark and Zoom

Acerca de Lucidspark

Lucidspark es una pizarra virtual que te ayuda a ti y a tu equipo a colaborar para sacar a la luz las mejores ideas. Viene equipado con todas las herramientas de notas adhesivas y dibujo a mano, así como el lienzo infinito que necesitas para capturar la próxima gran idea. Además, ha sido diseñado para la colaboración. Imagínatelo como un gran arenero en el que tu equipo puede jugar con sus ideas e innovar juntos en tiempo real.

Presentado por los creadores de Lucidchart, en el que confían 25 millones de usuarios en todo el mundo, incluido el 99 % de las empresas Fortune 500.

Español
EnglishFrançaisDeutsch日本語PortuguêsEspañolNederlandsPусскийItaliano
PrivacidadLegal
© 2021 Lucid Software Inc.