por qué la inteligencia emocional es importante

¿Por qué es importante la inteligencia emocional para un líder?

Tiempo de lectura: aproximadamente 7 min

En nuestro mundo cada vez más incierto y cambiante, aplicar la inteligencia emocional a las situaciones de vida nos da certeza. La inteligencia emocional es la clave para el desarrollo de la resiliencia y permite a las personas adaptarse a los contratiempos, dejar las ideas obsoletas, encontrar un propósito renovado o avanzar en un curso de acción audaz con confianza. 

Y lo que es más importante, la presencia de la inteligencia emocional suele ser lo que inspira a los empleados a unirse y confiar en sus líderes. La práctica de la inteligencia emocional actúa como una señal para los demás, haciéndoles saber quién se preocupará por ellos y sus intereses, y quién hará de su bienestar personal y su sustento una prioridad.

Para bien o para mal, las emociones son contagiosas. Cuando las personas reflexionan sobre cuánto disfrutan (o desprecian) un trabajo, a menudo interpretan su experiencia no a través de la perspectiva de lo que implica el trabajo real de forma cotidiana o por una lista de ventajas, sino por si disfrutaron o no trabajar con su jefe.

Aquí es donde la inteligencia emocional puede hacer o deshacer la dinámica del trabajo o empresas enteras.

Antes de que puedas empezar a apreciar por qué la inteligencia emocional es importante en el lugar de trabajo, es útil comprender primero qué es la inteligencia emocional y qué puede hacerse para desarrollarla.

Empecemos.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional (a veces, denominada EI o EQ) puede describirse como tu capacidad para identificar, expresar y manejar tus reacciones emocionales. También implica tu capacidad para percibir, evaluar y responder a las emociones transmitidas por los demás.

Otra forma de observar la inteligencia emocional es el “sentido común”. Conocer a las personas y comprender sus necesidades es un complemento ideal para las personas con un IQ alto o “intelectuales”. Por sí sola, ni siquiera la mejor educación universitaria es una garantía de éxito. 

Es por eso por lo que algunas personas prosperan y se convierten en líderes efectivos, oradores motivacionales y dueños de negocios con solo un diploma de escuela secundaria y por qué otros fracasan incluso teniendo una maestría.

Si bien hay quienes parecen nacer con el don de la inteligencia emocional, con el suficiente tiempo y dedicación, cualquiera puede perfeccionar o desarrollar aún más su inteligencia emocional. Empieza desglosando los diferentes elementos que contribuyen a la inteligencia emocional.

Los elementos de la inteligencia emocional

De acuerdo con el modelo que propuso el psicólogo de renombre internacional Daniel Goleman, que se publicó por primera vez en 1995, la inteligencia emocional se compone de las siguientes cinco habilidades:

  1. Conoce tus emociones
  2. Regula tus emociones
  3. Motívate a ti mismo
  4. Reconoce y comprende las emociones de otras personas
  5. Maneja las relaciones (es decir, las emociones de otras personas)

También hay cuatro cuadrantes que detallan las áreas internas y externas de la inteligencia emocional:

  • Autoconocimiento: un aspecto de la competencia personal, el autoconocimiento personal es un reconocimiento de cómo influyen tus acciones en los demás y cómo las acciones de ellos también afectan tu estado emocional.
  • Autorregulación: otro aspecto de la competencia personal, la autorregulación consiste en mantener el control de tus emociones, adaptarse al cambio y perseverar a pesar de los contratiempos.
  • Conciencia social: un aspecto de la competencia social, la conciencia social consiste en ser un oyente activo e implicado, mostrar empatía por los demás y notar los cambios de humor.
  • Manejo de las relaciones: otro aspecto de la competencia social es tu capacidad para expresarte, llevarte bien con las personas y manejar los sentimientos de la gente con sensibilidad. 

En conjunto, la inteligencia emocional es el equilibrio constante entre los factores internos y externos que afectan nuestra vida. Una vez que hayas comprendido básicamente los puntos fuertes y las limitaciones de tu propia inteligencia emocional, tendrás una base firme para mejorarla.

inteligencia emocional

Cómo mejorar la inteligencia emocional

Mejorar tu inteligencia emocional no es una solución rápida, sino un camino que requiere mucha honestidad y reflexión personal. Esto es importante, sobre todo, cuando se trata de revisar en qué aspectos puedes fallar.

Con una mayor inteligencia emocional, empezarás a distinguirte de quienes tienen una formación, educación y experiencia similares. En el caso de los puestos directivos, poseer un buen conocimiento de la inteligencia emocional puede marcar una gran diferencia en tu capacidad para motivar a tu equipo y crear una sólida base de confianza en tu empresa. 

Como líder, considera estos consejos para mejorar inteligencia emocional en el trabajo:

  • Pide a tus empleados y compañeros que te den comentarios sinceros y constructivos.
  • Habla con tus empleados de forma asertiva, ganándote su respeto y siendo respetuoso a la vez.
  • Comunícate con algo más que palabras: utiliza el lenguaje corporal, los gestos y el tono de voz.
  • Realiza un seguimiento de los momentos en los que te sientes abrumado por las emociones o te disgustas fácilmente.
  • Motívate a ti mismo y a los demás estableciendo metas y enfrentando desafíos, grandes o pequeños.
  • Lee historias sobre personas en diferentes circunstancias para tener mayor empatía.
  • Organiza reuniones virtuales a través de Zoom para evitar que los miembros del equipo se sientan demasiado aislados.
  • Haz un modelo del comportamiento apropiado de la IE y establece normas para la interacción del equipo.
  • Comienza a reconocer y apreciar a quienes muestran inteligencia emocional.

En situaciones estresantes, siempre favorece la respuesta sobre la reacción. La actitud significa todo. No dejes que la negatividad empañe tus acciones y tu comportamiento. Al transmitir una actitud positiva, te vuelves más accesible. Esto por sí solo contribuirá en gran medida a promover un entorno de transparencia y respeto. 

Logar que todos se enfoquen en el objetivo común de mejorar su inteligencia emocional colectiva mejorará la forma en que tu equipo se comunica y resuelve los conflictos internos. Además, brinda a los miembros del equipo las herramientas necesarias para ser más productivos y proactivos, independientemente de su disciplina de trabajo.

Dado lo introspectivo que puede ser un balance de tu inteligencia emocional, ¿dónde está la luz al final del túnel? ¿Qué se necesita para lograr una transformación real? 

¿Cómo sabré si estoy progresando?

Dependiendo de tu nivel actual de inteligencia emocional y autoconocimiento, puede tomar tiempo encontrar tu ruta. La buena noticia es que no es necesario arreglar todo. Empieza por aprovechar tus puntos fuertes.

Es más fácil medir tu progreso en una habilidad en la que tienes cierta competencia, pero en la que todavía puedes mejorar. Por lo tanto, si tienes facilidad para comunicarte con los integrantes de tu equipo, desafíate a interactuar con los empleados o compañeros de otros departamentos para hacer una comparación.

Al ver el progreso gradual en estas áreas, sentirás confianza para enfrentar desafíos más grandes.

Por supuesto, esforzarse para enfrentar los puntos débiles de tu inteligencia emocional será lo más revelador. Si te causa problemas abordar la confrontación o reivindicar tu autoridad en tiempos de crisis, concéntrate en cómo manejar tu respuesta emocional en esas situaciones.

Para verificar el progreso que estás teniendo en mejorar tu inteligencia emocional personal, pide la opinión sincera y sin filtros de tu subordinados directos, colegas y supervisores. Es simple; solo hazlo de forma anónima utilizando una herramienta de evaluación en línea de 360 grados.

Los comentarios obtenidos a través de una evaluación de 360 grados a menudo también incluyen una autoevaluación.

La confirmación más inmediata y satisfactoria de que tu inteligencia emocional está aumentando se manifestará en comunicaciones cotidianas más sencillas (y productivas) con tu equipo. En esta nueva normalidad, en la que el trabajo a distancia es más la norma que la excepción, los que lideran a través de la inteligencia emocional son los que prosperarán.

¡Explora nuestro seminario web de liderazgo de pensamiento!

Acompaña a los expertos de Agile, Emilia Breton y Simon Macpherson, en el desarrollo de estrategias para utilizar la inteligencia emocional en tu marco de Agile.

Potencia tu facilitación de reuniones

Explora nuestro seminario web para aprender a interpretar el ambiente y dirigir mejores reuniones.

Ver ahora

Popular ahora

Zoom’s Lucidspark Zoom App integration

Colaboración enriquecida gracias a Lucidspark y Zoom

Acerca de Lucidspark

Lucidspark es una pizarra virtual que te ayuda a ti y a tu equipo a colaborar para sacar a la luz las mejores ideas. Viene equipado con todas las herramientas de notas adhesivas y dibujo a mano, así como el lienzo infinito que necesitas para capturar la próxima gran idea. Además, ha sido diseñado para la colaboración. Imagínatelo como un gran arenero en el que tu equipo puede jugar con sus ideas e innovar juntos en tiempo real.

De los creadores de Lucidchart, en el que confían millones de usuarios en todo el mundo, incluido el 99 % de las empresas Fortune 500.

Empezar ahora

  • Precios
  • Individual
  • Equipo
  • Empresa
  • Contactar a Ventas
PrivacidadLegalCookies

© 2022 Lucid Software Inc.